REVOLUCIÓN CONTABLE PARA LA JUSTICIA SOCIAL Y LA PROTECCIÓN AMBIENTAL.

Partiendo de los recuerdos de mi niñez y mi juventud, describo los errores de la sociedad del pasado, con fuertes denuncias del presente, fruto de la concupiscencia de las transnacionales, la corrupción de empresarios y políticos, que vuelven cada vez más pobre a la mayoría de las personas y afectan gravemente el medio ambiente.
Los graves errores del socialismo y la voracidad del neoliberalismo, han dado como producto una brecha cada vez más grande entre ricos y pobres, en donde la injusticia laboral torna a la población del Tercer Mundo como la más afectada; especialmente, en las zonas rurales, el campo y la gente que vive de la pesca artesanal.
En situaciones infrahumanas, en todo el orbe hay un Cuarto Mundo, en donde millones de personal viven bajo el umbral de la pobreza y no pueden satisfacer sus necesidades básicas de: alimentación, vestuario, vivienda, salud y educación.
Pero la obra no queda en la denuncia sino que propone una serie de soluciones, muchas de las cuales prácticamente son utopías y otras que serían viables, a nivel mundial, con el cambio de paradigmas y una profunda educación en ética, cívica y la regeneración del medio ambiente.
Gran parte de la obra justifica una mejor distribución de las utilidades para los: accionistas, trabajadores, la sociedad civil (representada por el Estado, vía tributaria), el fortalecimiento de la educación, la salud, la remediación ambiental; y, un fondo para imprevistos.
Comentando y parafraseando varios libros y documentales de interés, se deja la inquietud para que el lector acuda a estas obras, mismos que refuerzan el contenido de este trabajo.
Cuando haya una mejor distribución de la riqueza y protección ambiental, estimo que quedará para nuestros hijos y nietos un mundo mejor y feliz.